viernes, 21 de diciembre de 2012

0 Un derbi para la historia

El sábado 8 de diciembre del 2012 marca un antes y un después en la localidad castellonense de Vall d'Uixó. Ese día, a las 12 de la mañana, se enfrentaron por primera vez el Club La Vall y la Unión Deportiva Vall de Uxó en el Grupo I de Preferente. Un derbi inédito entre un equipo de historia reciente, con solo cinco años como amateur, y otro con una dilatada trayectoria en el fútbol de la Comunidad Valenciana, que le ve jugar desde hace 37 temporadas.

La Unión Deportiva Vall de Uxó era el único representante futbolístico del municipio hasta la temporada 2007/2008, en la que el Club La Vall decidió emprender su propio camino en el fútbol amateur tras servir durante muchos años como vivero de futbolistas de la UDE. Se cansó de estar en un segundo plano con el fútbol base y, guiado por su presidente, Bernabé Perales, comenzó su andadura en Segunda Regional. 

Aspirante al trono

Once inicial del Club La Vall.
El segundo equipo de Vall d'Uxò (ocupa ese lugar por trayectoria y méritos hasta la fecha) logró el ascenso a Preferente en solo cinco campañas. Ascendió a Primera Regional en el curso 2008/2009. Ocupó la segunda plaza en el Grupo III con 68 puntos, dos dígitos por detrás del desaparecido Ciudad El Puerto. La temporada siguiente militó en el Grupo II y mantuvo la categoría obteniendo el séptimo puesto (45 puntos). Alcanzó la misma meta en la 2010/2011, pero mejorando su registro anterior. Fue cuarto con 59 puntos. Y a la tercera llegó la vencida. La temporada pasada arrasó proclamándose campeón con 89 unidades, sin perder un solo partido de 30 disputados y siendo el conjunto más goleador con un total de 98 tantos a favor. Ya tenían una plaza en Regional Preferente.

Titulares de la UDE en el derbi.
Para hablar de la historia de la UDE tenemos que remontarnos a 1975, cuando se fundó el club. A partir de entonces el equipo ha llevado una gran trayectoria, erigiéndose en uno de los más importantes de la provincia de Castellón. La Unión Deportiva Vall de Uxó militó durante tres cursos consecutivos en Segunda División B (temporadas 1979/80, 80/81 y 81/82) y ha permanecido el resto de campañas en Tercera División y Regional Preferente. Su mejor posición en la categoría de bronce fue un undécimo puesto en la 79/80 y en Tercera sus mejores números fueron cuando se proclamó campeón con 52 puntos un año antes.  

Podemos decir que la UDE es el rey del fútbol valldeuxense que ahora está viendo como el Club La Vall aspira a su trono. Muchos son los que creen que el último en llegar no mantendrá el papel de postulante por mucho tiempo, mientras que otros piensan que sí serán capaces de continuar creciendo. El tiempo dirá.

Choque ejemplar

Los dos equipos demostraron que la deportividad y la rivalidad no están reñidas. El primer derbi valldeuxense de la historia se caracterizó por ser un duelo limpio, con una gran actuación del árbitro, Traver Ráez, asistido por Nieto Menacho y Pérez Aragón. La UDE llegaba a su cita en La Moleta cinco puntos por encima de su rival, aspirando a entrar en los play offs de ascenso a Tercera, pero inmerso en una racha negativa lejos de casa. El Club La Vall, anfitrión, sumaba siete partidos seguidos sin conocer la derrota y afrontaba el partido con el ímpetu del que quiere demostrar muchas cosas.

Las gogós de La Mina amenizaron el descanso.
Ambas escuadras están compuestas prácticamente en su totalidad por futbolistas de la localidad, hecho que convirtió el enfrentamiento en un duelo entre amigos. Este buen ambiente sobre el verde también se tradujo en un alto nivel competitivo. La Moleta registró una buena entrada. Allí se congregaron cerca de 2.000 espectadores. El choque fue concebido por el Club La Vall como un espectáculo, una fiesta, amenizado por la discoteca La Mina, que aportó dj's y gogós para que bailaran en el descanso al más puro estilo estadounidense. Inusual en un partido de Preferente. Esta parafernalia no acabó de agradar del todo a los visitantes, quienes argumentaron que "no venía a cuento". Todo se desarrolló sin percances y también hubo quienes disfrutaron de la música y los bailes. El saque de honor lo realizaron las reinas de las fiestas patronales.

El duelo fue noticia sobre todo en la provincia de Castellón por ser el primero entre los dos equipos. Comenzó adelantándose el Club La Vall por medio Rufo ya en la segunda mitad. La UDE igualó la contienda con un tanto de su estandarte, Carlos Isach, pero la victoria se quedó en casa tras marcar Casino. Los locales conseguían vencer por primera vez en un choque vallero. Al final, los anfitriones se sintieron orgullosos por el resultado y la organización del partido, mientras que los visitantes acabaron sacando pecho por su afición.  El Club La Vall golpeó primero en un derbi para la historia.

Rencillas

Como es normal entre dos clubes rivales, existen rencillas, aunque son más de carácter personal. Los máximos ejecutivos de ambas instituciones se conocen desde hace muchos años y no mantienen una buena relación fuera de lo deportivo, no es ningún secreto. De ahí que en la zona reservada a las autoridades faltara Ximo Guzmán, presidente de la Unión Deportiva Vall de Uxó. Hoy por hoy las relaciones entre los equipos es cordial en lo deportivo, pero no contemplan compartir un proyecto de forma conjunta ni a corto ni a medio plazo.

domingo, 9 de diciembre de 2012

0 Francis Durán: "El fútbol me ha enseñado a valorar más la humildad"

La historia de Francis Durán (Málaga, 28/04/1988), mediocentro del Orihuela, es una de perseverancia y superación. Ha vivido lo más bonito y también lo más triste como deportista en un periodo muy corto de tiempo. La pelota es su mejor aliada dentro del rectángulo de juego, como buen organizador. Aprendió a mimarla jugando al fútbol sala desde pequeño, aunque finalmente se decantó por el fútbol 11 en categoría cadete. Empezó a competir en el Mortadelo Club de Fútbol y fichó por el Málaga cuando era juvenil. Su destreza sobre el verde le auguraba una gran proyección. Llegó a la selección española sub-19 disputando varios partidos y debutó con el primer equipo malaguista en Segunda División con 18 primaveras de la mano de Muñiz. Fue en Copa del Rey frente al Real Zaragoza. Un par de duelos más en la categoría de plata le sirvieron para que Rafa Benítez se fijara en él y decidiera llevárselo a Liverpool.

La vida sonrió a Francis en todos los sentidos hasta su llegada a la ciudad de 'The Beatles'. Era la temporada 2007/2008 y el Spanish Liverpool estaba de moda. Xabi Alonso, Reina, Arbeloa y Fernando Torres eran los embajadores españoles más famosos en el club de Merseyside. Durán llegó para participar en la liga de reservas para, poco a poco, ganarse un sitio en el primer equipo de Benítez. Estaba viviendo un sueño junto a otras jóvenes promesas de nuestro país como Dani Pacheco, Ayala o Suso. Sus tres años como red fueron un suplicio. En el primer curso se rompió el ligamento cruzado de su rodilla derecha, en su segunda temporada volvió a sufrir la misma lesión en el primer partido que jugaba y en la tercera también, pero esa vez el daño fue en la izquierda. Prácticamente tres campañas apartado de los terrenos de juego, aunque Rafa Benítez nunca perdió la confianza en él. En 2010 ambos se despidieron de Liverpool y Francis se tomó otra temporada más para recuperarse del todo. Estuvo a punto de firmar por el filial de la Real Sociedad, pero las pruebas médicas echaron para atrás al club donostiarra. Lleva dos temporadas seguidas en el Grupo III de Segunda B con el Orihuela, donde se ha vuelto a sentir futbolista. Es un chico alegre y extrovertido, con el que charlar resulta un placer.

Menuda adolescencia, debut en Copa del Rey, partidos en Segunda y fichaje por el Liverpool de Rafa Benítez. Una gran época, ¿no es así?

Sí, la verdad que aquella época fue muy buena. En edad juvenil iba bien, estuve a punto de debutar con Marcos Alonso en el Málaga, pero le destituyeron y lo hice más tarde con Muñiz. Después del partido de Copa jugué varios partidos de liga y luego Liverpool. Fue un paso grande, en menos de un mes pasé de jugar con el primer equipo del Málaga a llegar a Inglaterra con todos los grandes.

Fichar por los reds era como estar en casa con tanto español, ¿no?

Estaba Benítez, coincidí con Dani Pacheco, Ayala y Suso, que llegó casi al tiempo que yo. Llegué el mismo día que firmaron a Arbeloa, que jugaba en el Deportivo. También estaba Xabi Alonso y luego llegó Fernando Torres.

¿Notaste mucho el cambio?

Tardé un poco en asimilar todo lo que me había pasado. Tenía mucha ilusión y ganas de trabajar. Nada más aterrizar me inscribieron en Champions y encima ese año había mundial sub-20 en verano. Era una oportunidad única.

¿Cómo era el ambiente?

Durán en su debut con el primer equipo del Málaga.
Bastante bueno. El trato entre jugadores era muy cercano, incluso más que cuando pasé del juvenil al primer equipo del Málaga.

¿Qué tal Rafa Benítez?

Con el trabajo es bastante serio. Me hablaba siempre de cosas que debía mejorar, insistía mucho en ello. Nunca me dijo lo que hacía bien, sí lo que tenía que hacer mejor. Se esmeraba en el trabajo táctico. Sólo puedo decir cosas buenas de él. Se portó muy bien conmigo.

¿Qué jugador te cautivó?

Había muy buenos jugadores. Me fijaba en Xabi Alonso y Gerrard, un futbolista tremendo, verle entrenar cada día era un espectáculo. Me fijaba en ellos por mi posición. También en Fernando Torres. 

¿Es la Premier mejor que La Liga?

La Liga es mejor, pero con lo que me quedo de Inglaterra es con su forma de vivir el fútbol, la manera de seguirlo, el nivel de afición. Allí, juegues contra quien juegues y lo que juegues, liga o copa, contra el primero o contra uno de quinta división, el campo está lleno. Al futbolista se le trata con mucho más respeto. Tratan igual a una ex estrella goleadora que a un ex lateral derecho de perfil bajo. 

Llegaste para ganarte un puesto jugando en el filial del Liverpool, todo apuntaba a que lo lograrías, pero llegaron las lesiones...

Sí, la primera fue en el segundo partido que jugaba, contra el Middlesbrough B, me rompí el ligamento cruzado de la rodilla derecha y estuve cerca de siete meses lesionado. Me recuperé y cuando reaparecí la temporada siguiente (2008/2009) volví a sufrir la misma lesión. Era el primer partido que jugaba, fue contra el equipo reserva del Tottenham. Ahí tardé más en recuperarme, los fisios me frenaron mucho. Llevaba dos temporadas prácticamente en blanco y en la tercera me rompí el cruzado otra vez, pero de la rodilla izquierda.

¿Pensaste en dejar el fútbol después de vivir ese infierno?

Se te viene el mundo encima, pero el fútbol es lo mejor que sé hacer. Hasta que no llegue un doctor que me diga que no puedo seguir jugando no lo dejaré. Cuando regresé de Liverpool visité al Doctor Cugat. Hablé con él para saber si merecía la pena seguir jugando y me dijo que había futbolistas de máximo nivel con las rodillas igual que yo. Tuve lesiones distintas, pero todas en un periodo muy corto, así que decidí volver a jugar. Si te pones a darle muchas vueltas a la cabeza te vienes abajo.

¿Te sentiste rechazado por el club mientras sufrías las lesiones?

Para nada, Benítez me renovó estando lesionado. Después del primer año sin jugar mantuve un nivel bueno en los entrenamientos con el filial, aunque luego volví a lesionarme. Aún así noté confianza.


Francis en su etapa en el Liverpool.
Acabas contrato, quedas libre y vuelves a España, tienes 22 años. ¿Buscas equipo de inmediato?

Estuve a punto de firmar por el filial de la Real Sociedad, pero vieron líquido en mi rodilla y se echaron atrás. Entrené con ellos para ver cuál era mi nivel, me encontraba bien. Después de la negativa decidí estar esa temporada sin jugar. Me centré en fortalecer mis piernas, en potenciarlas sin presión y la temporada pasada pude volver a jugar.

¿Qué aprendiste en los cuatro años que estuviste apartado de los terrenos de juego?

En ese tiempo, el fútbol me enseñó a valorar más la humildad. Estuve arriba y en poco tiempo me tocó estar abajo otra vez. Siempre hay que ser humilde, la vida da muchas vueltas.

La temporada pasada firmas por el Orihuela en el Grupo III de Segunda B y el equipo y tú hacéis una gran campaña luchando por un puesto en Segunda. Qué suerte, ¿no?

Fue muy buena, en lo colectivo y en lo personal. Me acogieron muy bien, no me apretaron y dejaron que jugara cuando estuve bien del todo. La segunda vuelta la jugué casi entera, hicimos una buena temporada. Tengo que darle las gracias al club y a Asier Garitano por confiar en mí entonces. Fue una lástima caer en los play offs de ascenso contra el Albacete.

Acaba el curso 2011/2012 y te embarcas en otra aventura...

Sí, me marché a Serbia. Tenía varias opciones en España, pero la de Serbia estaba bien. Me fui a la aventura.

¿Por qué no te quedaste allí?

Estuve tres semanas, ví cómo estaban las cosas. Los cuidados y la forma de trabajar no me dieron seguridad. No quería dar más pasos atrás y decidí volver.

¿Ya no quieres jugar fuera?

Me fui por lo que te he comentado, no por el hecho de estar fuera. Si algún día se me presenta la oportunidad de volver a jugar en Inglaterra me iría con los ojos cerrados. Me encanta la manera en que se toman la vida diaria de un futbolista.

Vuelves al conjunto oriolano y te encuentras con que están en Tercera y un futuro incierto.

Durán, con el Orihuela.
Volví cuando quedaba una semana para acabar el plazo de fichajes y me decanté por el Orihuela. Me habían tratado muy bien, hablé con el presidente y decidí volver. Estaban convencidos de que jugarían en Segunda B, no estaba preocupado por ello. No jugué en Tercera porque no había llegado mi tránsfer tras haber rescindido mi contrato en Serbia.

La planificación de la temporada no era la mejor, ¿no crees?

La verdad es que el comienzo ha influido. Confeccionar una plantilla de Tercera para acabar jugando en Segunda B influye.

¿Váis muy por detrás del resto de equipos por eso?

Desde que empezamos en Segunda B se han ido incoporando futbolistas sin apenas tiempo de entrenamiento. Al principio jugamos seis o siete partidos en tres semanas. Estábamos sin entrenar, sin haber jugado juntos. Llegué la última semana, no pude hacer ni pretemporada con el equipo. Eso se nota.

Sois últimos y estáis a ocho puntos de salir del descenso, ¿lograréis la premanencia este año?

Es el objetivo principal. Llevamos 14 partidos jugados y estamos en una situación delicada. La plantilla es corta, es difícil. Mirar más allá de la permanencia es complicado. El equipo que hay no es para estar en esa posición, pero ahora tenemos que luchar por salvarnos, pensar en otra cosa es engañarse.

¿Qué más falla?

Es un cúmulo de cosas. Hemos perdido partidos sin ser inferiores a nuestros rivales. Ves los números y puedes pensar que falta gol, pero luego juegas contra el Huracán Valencia y marcas tres goles, pero recibes cuatro. Nos falta la fortuna que teníamos el año pasado. Este año cuando jugamos bien empatamos y si lo hacemos mal perdemos. La temporada pasada no era así. Esperamos mejorar, nos hace falta competir mejor, estar más metidos en los partidos, pero mejoraremos.


martes, 4 de diciembre de 2012

0 El despido de Beaskoetxea en el Albuixech

Fernando Beaskoetxea es otro de los damnificados por los malos resultados en el Grupo I de Preferente. El técnico vasco fue destituido del Albuixech tras caer frente al Castellón B en el San Ramón (1-2). El lastre del grupo han sido las numerosas ausencias y la falta de acierto en la finalización. La mayor parte de las derrotas del conjunto (cinco) han sido por la mínima y los empates, la tónica predominante (ocho en 14 jornadas). Dos partidos seguidos perdiendo llevaron a Ramón Ruiz, presidente albuixequino, a tomar la decisión de despedir al preparador, y eso que le tranquilizó nada más acabar el duelo contra el filial del Castellón, pero la presión del resto de la junta directiva pesó mucho. 

Fernando Beaskoetxea. Fuente: elcampdefutbol.com

"Fernando es una excelente persona y un buen entrenador, con él me iría al fin del mundo", dijo el máximo ejecutivo del Albuixech, Ramón Ruiz, después de destituir al técnico. El presidente cree que el equipo "sufre cosas raras", "una especie de brujería" que hace que "no entre el balón", aunque gocen de "muchas ocasiones". "Después del partido contra el Castellón B me llamó el entrenador, le dije que estaba disgustado y nada más", afirma el presidente. En esa llamada Ruiz no le comentó nada a Beaskoetxea sobre su posible salida, pero tras ésta, llegaron las de algunos miembros de la directiva: "Hablé con ellos y nos citamos en nuestro lugar habitual de reunión, allí se decidió la destitución del entrenador y del preparador físico". Tras la deliberación, el presidente se reunió también con los capitanes para saber cómo era la relación entre jugadores y técnico: "Me dijeron que no había problemas con el míster, nadie me ha hablado mal de él", asevera. 

 Objetivo engañoso

Antes de arrancar la temporada se apostaba desde los despachos del Albuixech por jugar la promoción de ascenso a Tercera, quizá un objetivo demasiado ambicioso teniendo en cuenta la calidad de la plantilla y el alto nivel competitivo del Grupo I. Al principio del curso el ejecutivo del club sacaba pecho por haber confeccionado un plantel de garantías, llegando a afirmar que "no quedar entre los cuatro primeros sería un fracaso". La realidad ha resultado ser otra, el objetivo inicial se ha convertido en un engaño y ahora la meta que se persigue es distinta: "Tenemos equipo para estar cómodos y, si se tercia, luchar por jugar los play offs", es el discurso actual de Ruiz.

El presidente no tiene claro quién tomará el relevo de Beaskoetxea: "Estamos buscando a la persona idónea, que sepa llevar el grupo. Tenemos a varios entrenadores interesados en el puesto, pero aún no tenemos nada concretado". 

Visión del técnico

El entrenador sabe que su salida forzada se debe a que "los resultados no han acompañado" y se va contento porque cuenta "con el apoyo de 80% de la plantilla". "Cuando los jugadores conocieron la noticia me mandaron mensajes de ánimo al móvil", dice el preparador. "Algún futbolista me ha dicho que le he devuelto la ilusión por este deporte y eso es para sentirse orgulloso", añade. El técnico es optimista sobre el futuro del conjunto: "No creo que haya equipo para jugar la promoción de ascenso, pero sí para mantener la categoría". "Falta trabajo en equipo, es el aspecto que más cuesta", afirma. Y añade que él "no podía saltar al campo a marcar los goles" y que le hubiera gustado "que esperaran al próximo partido contra el Massamagrell para tomar decisiones".

Quiere seguir entrenando, hacer borrón y cuenta nueva pese a sufrir dos destituciones seguidas. "En el Torre Levante se dijo que me echaban por un tema arbitral, me dio la risa, porque si nos hubieran perjudicado no hubiéramos ido segundos en la clasificación", dice. "Me despidieron porque si hubiérmos acabado entre los tres primeros el club tendría que haberme pagado 3.000 euros", añade.  "Quiero volver a entrenar, no descarto nada y estoy con muchas ganas", afirma con ilusión. Por motivos laborales se traslada a Alicante, por lo que un equipo del Grupo IV sería un caramelo más que apetecible para Fernando Beaskoetxea, aunque ya tiene ofertas para entrenar en otros grupos de Preferente.

Beaskoetxea deja al Albuixech décimo cuarto con 13 puntos, a uno de los puestos de descenso. Sumando tres puntos de los últimos 18 disputados.
 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates