viernes, 22 de marzo de 2013

0 90 minutos para 90 años

La capital de La Plana tiene hambre de fútbol de más quilates, se nota nada más llegar a Castalia. A falta de una hora y media para que arranque el partido entre el Castellón y el Valencia ya corretean los más pequeños por las inmediaciones del estadio con la ilusión de ver al equipo de su localidad medirse con uno de los grandes. También sus padres y los más mayores. Un puesto que un día ocuparon, una posición que esperan recuperar más pronto que tarde si el viento sopla a su favor.

La cita conmemora el 90 aniversario del Club Deportivo Castellón. Antes se disputó un duelo entre veteranos de las dos escuadras. El choque se saldó con victoria albinegra por 3-2. El combate principal comenzó con algo de retraso -sobre las 21.35 horas- el campo registró una entrada discreta -unas 2.500 personas-, en la tribuna y los fondos se concentró el mayor número de espectadores. Tras el pitido inicial se vio a un Castellón más ambicioso, dispuesto a dejarse la piel para celebrar su cumpleaños con triunfo. El histórico de enfrentamientos entre ambos se decantaba a favor de los de la capital del Turia con 53 victorias, por 23 del Castellón y 14 empates. El Valencia, por su parte, era menos intenso. Los albinegros se adelantaron con un tanto de Charly, que ya lo había intentado por partida doble con anterioridad. Recibió de Pozo, que se apropió del esférico tras una pérdida de Portu en la frontal del área, y marcó solo ante Guaita. El '11' mandó el balón a gol, raso, con calidad y usando la puntera. Es la alegría de los orelluts. Él lo sabe y buscó el regocijo de la grada liándosela a Rami en la banda, de espaldas, a base de pisaditas mareantes. Se preveía llegar al descanso con ventaja local en el marcador, pero Mathieu igualó en el 41' disparando con el exterior de su zurda al palo largo un pase filtrado entre la zaga castellonense. Con empate en el luminoso se llegó al descanso.

El Castellón comenzó la segunda parte con las mismas ganas, aunque mermado de fuerzas, y eso que realizó cinco cambios. Los hombres de refresco del Valencia dieron más ritmo al equipo y cuando no se habían cumplido los primeros 10 minutos de este acto, Jonas remontaba el choque para los de Valverde a pase de Bernat. No le tembló el pulso al carioca ante David Jiménez. A partir de entonces la contienda se desequilibró. El Castellón agotó todos sus cambios en el 68'. Los ché acabaron jugando con cuatro futbolistas del primer equipo sobre el verde, Rami, Viera, Alves y Cissokho. Charly se llevó la ovación de Castalia, la afición se rindió una vez más ante el de Almenara. Un futbolista que merece competir a más nivel.

Rami sostiene el trofeo de campeón.
Los de Valverde hicieron valer su condición de equipo superior y noquearon a su oponente con tres tantos más. El 1-3 lo marcó Molina con un tiro cruzado y raso desde fuera del área; el cuarto fue obra de Jonathan Viera. Se coló en los dominios de Jiménez por velocidad y desde el vértice del área pequeña mandó el balón al fondo de la red, y el quinto lo materializó Lozano culminando una buena jugada trenzada. El Valencia cerraba así su victoria numero 54 contra el Castellón. Los de Fernández Cuesta se diluyeron y acabaron agotados, aunque sin cesar de insistir en labores ofensivas. La imagen de los albinegros fue buena mientras les aguantaron las piernas ante un equipo de Primera y de Champions. Fueron 90 minutos para 90 años que recordaron tiempos mejores en Castalia. Que no tarden en volver.

Galería de fotos del encuentro en El Periódico Mediterráneo.

Ficha técnica:
  
Castellón: Salva de la Cruz (David, min. 46); Blyndu, Guille Vázquez (Abraham, min. 46), Marc Trilles (Borja, min. 68), Rafa Gimeno (Jesús López, min. 46); Charly (Juanjo, min. 68), Álex Felip (Lois, min. 46), Mena (Pino, min. 68), Mareñá (Dani Galán, min. 46); Julián (Adolfo, min. 46) y Pozo (Marc Cosme, min. 46).

Valencia: Guaita (Alves, min. 46); Dalmau (Leuko, min. 46), Rami, Ricardo Costa (Quintanilla, min. 46), Cissokho; Portu (Mario Arques, min. 46), Parejo (Molina, min. 62); Bernat (Juan Delgado, m. 76), Jonathan Viera, Mathieu (Fede, min. 46); y Jonas (Choco Lozano, min. 62).

Goles: 1-0. Min. 32: Charly. 1-1. Min. 39: Mathieu. 1-2. Min. 54: Jonas. 1-3 Min. 73: ManuMolina 1-4. Min. 76: Viera 1-5. Min. 81: Choco Lozano. 

Árbitro: Navarro Collados (Comité Valenciano). Auxiliado en bandas por Carbonell Leal y Sales Alarcón.

Tarjetas: Amarilla al visitante Rami.

Estadio: Castalia.

Entrada: 2.500 espectadores.


Declaraciones post partido de Jordi Marenyà, capitán del Club Deportivo Castellón:



Declaraciones de Charly, jugador del Club Deportivo Castellón:

viernes, 8 de marzo de 2013

0 ¿Qué pasa en el Acero?

El Club Deportivo Acero (grupo VI de Tercera) es otro de los equipos de fútbol que no ha podido esquivar las bofetadas de la crisis y ahora se enfrenta a un futuro plagado de interrogantes. La situación económica del club ha saltado a la palestra tras un comunicado emitido por la plantilla del primer equipo en el que denunciaba las deudas que la entidad mantenía con ellos. A partir de entonces se decretó el estado de alerta y la directiva se vio obligada a convocar una asamblea extraordinaria para exponer ante sus socios la situación real del conjunto. En este post se explican los principales motivos por los que los del Puerto de Sagunto (Valencia) tienen ahora la soga al cuello.

Hablar del Acero es hacerlo de un club histórico en la Comunidad Valenciana, tiene 94 años recién cumplidos. Durante todo ese tiempo ha pasado por momentos buenos y también malos, como el que vive ahora. El equipo milita en el grupo VI de Tercera División por segunda temporada consecutiva. En 2011 logró ascender administrativamente desde Preferente por sorpresa y ahí empezó a incubar un virus cuyos síntomas han salido a relucir esta campaña 2012-2013.

La sombra de la sospecha sacude a toda la junta directiva, secretario técnico, entrenador y futbolistas del primer equipo. La mecha la encendieron algunos padres de jugadores de la escuela al protestar en el césped del Fornás, antes del entrenamiento de los semiprofesionales, porque los entrenadores de sus hijos llevaban sin cobrar desde noviembre de 2012. En su discurso culpaban al conjunto de Dani García de apropiarse del dinero que pagaron para que sus pequeños pudieran entrenar y jugar como rojiblancos. El plantel se quedó atónito ante lo que estaba pasando y le exigió explicaciones públicas al presidente, Carlos Arana, de por qué los pagos (suyos y del resto de la escuela) no estaban al día. Llegaron a un acuerdo y el máximo mandatario les aseguró que a finales del pasado mes de enero cobrarían una parte. Según el grupo, esperaron hasta el último día del mes para recibir noticias de la directiva. El jueves 31 se reunió el ejecutivo del club para tratar el asunto mientras García dirigía el entrenamiento. "Al finalizar la reunión nadie se acercó a decirnos nada, bajaron de las oficinas y pasaron de largo", asegura un miembro de la plantilla. Los futbolistas y el cuerpo técnico se molestaron por el trato recibido y decidieron mandar a los medios un comunicado que les exculpaba de la deuda con los preparadores de las categorías inferiores y en el que aseguraban que ellos atravesaban por una situación similar o incluso "más delicada" que los técnicos de la cantera. Expresaban también su malestar por el trato que recibieron algunos compañeros que ya no continúan en el equipo. Pablo Bonet y Mario Cardona fueron los últimos en abandonar el Acero por los impagos. El primero era también entrenador de base y el segundo firmó por el Requena por una buena cantidad de dinero. El equipo se quedó con 16 jugadores con ficha en Tercera.

Arana, García y Sesé, de izq. a dcha., en la presentación del segundo en 2010.
El movimiento de los de García no sentó nada bien a los directivos, que les reprocharon la acción. En ese momento el presidente entonó el mea culpa, ya que había acordado hablar con ellos con antelación y se le había pasado con el ajetreo de la problemática surgida. El sábado 16 de febrero el primer equipo recibió el pago del mes de diciembre y el jueves siguiente se llevó a cabo una asamblea extraordinaria de socios para revisar la actualidad del club. En ésta Arana mostró los números. Anunció que al club le faltan 60.000 euros para poder acabar la temporada y propuso dos formas de conseguir el dinero: llevar a cabo una rebaja salarial de los jugadores del primer equipo y pedir donaciones voluntarias a los socios. La primera de ellas es inviable ya que la plantilla es corta (16 futbolistas) y se necesita un mínimo de siete fichas del primer equipo para jugar en Tercera. Si 10 jugadores decidieran marcharse al declinar una disminución de su sueldo, el equipo no podría competir. El plazo para inscribir jugadores finalizó en enero y sólo se podrían incluir un máximo de cuatro canteranos con ficha B.

Cuando Arana propuso las dos soluciones, Dani García, presente en la asamblea como socio, expuso los motivos por los que la rebaja salarial de sus jugadores no era una buena opción y fue el primero en solidarizarse con la causa donando 1.000 euros. Es decir, reduciendo esa cantidad de lo que le falta por cobrar del club. Los presentes valoraron positivamente el gesto y le dedicaron una sonora ovación. El equipo tiene pendiente cobrar 10.800 euros en concepto de primas del curso pasado.

Arana: "Asumo la responsabilidad de esta situación" 

Este es el tercer año de Carlos Arana como presidente del Acero. El gallego sabe que las cosas no han salido como esperaban desde un principio y que el detonante fue "el ascenso a Tercera". "Con el equipo en esta categoría el presupuesto se disparó, decidimos ampliarlo y no se consiguió lo que habíamos planeado", dice el máximo mandatario. Arana sabe que corrió un riesgo aceptando el ascenso administrativo hace dos temporadas, pero las ganas de la masa social hicieron que fueran hacia delante: "En el momento en que ascendimos no podíamos enfrentarnos a ello económicamente, pero la ilusión nos pudo y ahí la fastidiamos. Los sueldos eran más altos, los árbitros pasaban a cobrar casi el doble, debíamos pagar desplazamientos...". El curso pasado el equipo estuvo a punto de jugar la promoción de ascenso a Segunda B, por lo que esa ilusión de la que habla el presidente siguió viva entre los aceristas: "Esperábamos contar con más socios esta campaña, son cerca de 500 y nuestras previsiones ascendían a los 1.000. Las empresas se animaron con los patrocinios, pero la situación económica actual propició que no cumplieran con lo acordado", afirma.

"La culpa de lo que está pasando en el club es mía, asumo la responsabilidad de esta situación", admite Arana. Y es que el presidente lamenta sobremanera que el Acero no goce de buena salud económica, por lo que va "a seguir trabajando" para acabar la temporada de la mejor manera posible. "Tener al segundo equipo en Preferente y un juvenil en liga nacional ha sido un lastre", asevera. El club organizará torneos, "el próximo en Semana Santa", para recaudar fondos. El presidente tiene claro que no continuará la próxima temporada: "Espero que el año que viene haya un producto nuevo que sí tome medidas drásticas, aunque duelan". "Sin patrocinadores fuertes y una gran masa social no se puede mantener a un equipo en Tercera", comenta.

Otro caso que ha despertado el runrun entre los seguidores es la ausencia del director deportivo, Juan Pedro Sesé durante los últimos meses: "Está apartado del club desde hace tiempo por motivos personales. No cobra del Acero desde entonces", aclara Arana.

García declina dimitir 

La directiva también barajó la posibilidad de rescindir el elevado contrato de Dani García, pero se hubieran visto obligados a pagarle los dos años que le restaban como técnico del primer equipo, según comenta un aficionado porteño con amigos en la directiva. "Dani no lo aceptó", afirma con rotundidad. De ser cierta esa afirmación el amor incondicional por los colores del Acero que prodiga el míster estaría en tela de juicio, a pesar de estar en todo su derecho de tomar esa decisión. Cabe recordar que el preparador perdonó a la entidad una cantidad cercana a los 4.000 euros al final de la campaña pasada, según elcampdefutbol.com.

Nadie sabe a ciencia cierta el porvenir del Club Deportivo Acero, aunque lo que sí es real es que el equipo necesita una reestructuración a todos los niveles para poder afrontar un próximo proyecto sin dificultades. El sentido común debería prevalecer sobre todo lo demás.

 
*Este es el comunicado que emitieron los integrantes del primer equipo del Acero:

A raiz de las acusaciones vertidas durante esta semana hacia los jugadores y cuerpo técnico del primer equipo en las que se nos ha acusado de que los entrenadores de la escuela no cobran sus mensuallidades porque nosotros "robamos el dinero de los niños de la escuela" queremos hacer pública esta nota para aclarar una situación que nos parece totalmente injusta, vejatoria y muy dolorosa.
Nosotros simplemente somos un grupo de deportitistas que entrenamos y jugamos al fútbol. No tenemos ningún acceso a la gestión económica del club y de hecho ha sido esta semana cuando nos hemos enterado de la situación de estos entrenadores. Entendemos perfectamente que los padres de los alumnos de la escuela reivindiquen que se les pague el diner que se les debe a sus entrenadores, pero sólo pedimos que no nos utilicen para ello, entre otras cosas porque, como pasamos a exponer a continuación, nosotros puede que nos encontremos en una situación más delicada que la suya: El club en estos momentos nos adeuda dos mensualidades de este año y bastante dinero de la temporada pasada. El 31 de Enero, día en que se nos prometió que cobrariamos "algo" de lo que se nos debe no es que esto no pasara, sino que nadie del club se acercó a nosotros para darnos alguna explicación. Esto, añadido a algunas actuaciones que han perjudicado gravemente a algunos de nuestros compañeros, ha hecho que a partir de ahora nos planteemos la posibilidad de ejercitar otras medidas futuras para defender nuestros derechos ya que la falta de pago de nuestras mensualidades nos está ocasionando graves difictultades para afrontar las necesidades básicas de cualquier persona: alimentación, alquiler, hipoteca, gastos de vivienda, gastos de vehículo...viéndonos obligados a solictar ayuda de familiares para poder hacer frente a los gastos diarios. Estas medidas podrían empezar en el derbi de este sábado contra el Saguntino, aunque eso sí, y para que la afición esté completamente tranquila, del primero hasta el último integrante de esta plantilla seguirá defendiendo a muerte los colores de este escudo cada vez que pise un terreno de juego  porque puede que juguemos mejor o peor, pero siempre saldremos al campo a darlo todo por este equipo y esta afición. Ya tan sólo nos queda solicitar el apoyo y comprensión de los aficionados, así como la implicación de las instituciones locales y apelar a la unión de todos para seguir luchando por un club histórico como el CD Acero.
Firmado: Jugadores y cuerpo técnico del CD Acero.
    

0 ¿Qué pasa en el Acero? (II)

Un entrenador del club ya me advirtió de que lo que pasaba en el Acero (Tercera grupo VI) iba a dar para escribir un libro y estaba en lo cierto. Esta es la segunda entrega de un culebrón con final en el aire. La marcha de Alberto Bielsa, mejor delantero con el que contaba el equipo, al Altura (Regional Preferente grupo I) ha supuesto el divorcio casi definitivo entre el técnico Dani García y la actual directiva. Ahora el conjunto cuenta sólo con 14 fichas del primer equipo y está jugando con fuego, ya que la federación obliga a tener siete como mínimo sobre el campo para poder competir. Si no alcanzaran a alinear este mínimo o se quedaran con menos de siete jugadores de la primera plantilla sobre el césped en un partido, no podrían jugar por norma y cabría la posibilidad de que fueran descalificados de la competición y descendieran automáticamente a Preferente.

Bielsa se marcha al Altura por motivos económicos. El club castellonense le ofrece empleo y cubre así las necesidades del futbolista. Aunque los aceristas han perdido a una pieza importantísima, se han asegurado mediante una cláusula de que el ariete no pueda enfrentarse al Acero B en el Fornás en la jornada vigésimo octava de liga. La situación del equipo más importante del Puerto de Sagunto se pone más cuesta arriba. Cabe recordar que la junta directiva que encabeza Carlos Arana despidió esta semana a su director deportivo, Juan Pedro Sesé; también se deshicieron del entrenador de porteros, Vicente, y del fisioterapeuta del primer equipo, Tin. El adiós de éste último afecta en gran medida a los jugadores más veteranos, ya que no podrán llevar a cabo una rutina adecuada de recuperación, aspecto muy importante en una competición exigente como es la Tercera División.

Dani García: "Estoy muy jodido"

El entrenador del Acero no oculta su malestar con las medidas que está tomando el club. "Estoy verdaderamente jodido y tocado. Bielsa era un jugador muy importante para nosotros, su marcha nos deja muy, pero que muy tocados. Aunque sé que se debe al trabajo y es una razón de peso. Entiendo que quiera salir por lo que le deseo la mejor de las suertes. Es una gran persona y se lo merece", afirma con respecto a la baja de su mejor delantero. García también ha perdido mucho con las ausencias de Vicente y Tin: "Eran personas que llevaban tres años entrenando conmigo, dos verdaderos profesionales, el vestuario los va a echar mucho en falta porque eran personas muy queridas", asevera.

El defensa Rubén Martínez. Foto: Golsmedia.com
Dani no se baja del barco "por muchos motivos". Al técnico le resta un año de contrato y no quiere rendirse, porque "esto hay que sacarlo como sea" y "hay que estar a las buenas y a las malas". Además de haberle perdonado 4.000 euros al club, también le ayudó con 1.000 el mes pasado para intentar remontar el vuelo económicamente. Otro gesto que dice mucho del míster es que actualmente está pagando de su bolsillo la ficha de Rubén Martínez. El zaguero llegó a un acuerdo contractual con el Acero el pasado mes de enero y se dio de baja en el Buñol, pero en el momento de fichar por los aceristas se le comunicó que debía hacerlo gratis. La directiva incumplió su palabra y Dani asumió el sueldo del futbolista.

Arana: "Los gestores deportivos no confían en el Acero"

El presidente del equipo, Carlos Arana, se muestra rotundo ante la pregunta de si va a haber más destituciones en el club: "No podemos dar más bajas. Bielsa se marchó por trabajo, lo pidió casi llorando y no pudimos decirle que no. Estamos con lo mínimo para poder terminar la temporada, no nos queda más remedio". El máximo ejecutivo asegura que el puesto de director deportivo "ya está cubierto por gente del club". "Quedan sólo tres meses para acabar la temporada, Juan Pedro ha estado ausente por motivos personales, quería seguir, pero su parcela ya está cubierta".

En el entorno de la entidad se ha hablado de que la directiva contempló una posible venta del club, hecho que desmiente Arana: "El club no se puede vender, es de los socios, son accionistas. Sí que hemos intentado contar con la colaboración de empresas que se dedican a gestionar clubes de fútbol. No hemos tenido suerte por cuestiones económicas, han visto a un club de una localidad de 45.000 habitantes con solo 400 socios. No es rentable. La masa social es escasa", afirma.

La temporada se les va a hacer larga a los porteños y existen muchas posibilidades de que acabe en tragedia. Ojalá no sea así. Habrá más entregas.

miércoles, 6 de marzo de 2013

0 Nico Estévez: "Creo en conectar con el futbolista"

Joven, emprendedor, ambicioso, preparado, ilusionado... Así es Nico Estévez (Valencia, 29 de enero de 1980), primer entrenador de la historia de Huracán Valencia (Segunda B grupo III). El técnico es la mejor imagen que pudieron encontrar los rojiblancos para transmitir todos sus valores. Su oficio es vocacional, pocos minutos hablando con él son suficientes para saberlo. Ahora recoge los frutos de lo cosechado desde que comenzó su segunda temporada al frente del equipo. Ha hecho fuertes algunos puntos débiles del curso pasado y aspira a lograr, con una plantilla más amplia y preparada, un puesto en Segunda División. Además, es un modelo para los preparadores que vienen, supo dar el salto desde el banquillo en categoría infantil a uno de nivel profesional sin ningún tipo de complejos, confiado en sus posibilidades dentro de un mundo en el que el amor propio juega un papel muy importante.

La conversación que mantuvimos duró algo más de media hora y por él hubiera sido más extensa. Se siente cómodo hablando de fútbol, domina la oratoria, encara las preguntas con naturalidad, sin esquivas, sabe comunicar. Otro punto a su favor como gestor de vestuario.

¿Qué entrenadores has tomado como referencia?

Te marcan los que están en el tiempo en que te estás formando. Ranieri, Cúper y Benítez en mi época en el Valencia lo hicieron. Luego, todos hemos leído sobre Cruyff, Bielsa, Mourinho o Guardiola. También sobre Fran Escribá o Juan Ignacio Martínez. Tampoco es que te fijes en unos u otros, cada uno debe tener su propio sello, aspirar a ser como alguien no da el éxito. Un entrenador debe ir creándose a sí mismo.

¿Qué hubiera sido de Nico Estévez si no hubiera fichado por Huracán Valencia?

He sido siempre tranquilo, he tenido paciencia. El recorrido es largo y lento en el fútbol profesional. Ahora ha vuelto la moda del entrenador ex futbolista. A los que no hemos tenido la fortuna de ser alguien importante como jugador a nivel nacional o internacional nos cierran más puertas. Valoramos más lo que cuesta llegar hasta ahí. Si no hubiera fichado por Huracán hubiera seguido entrenando en las inferiores del Valencia. Soy una persona decidida y hubiera aceptado trabajar fuera de España, a nivel de gestión de cantera o como entrenador aprovechando la expansión del club en el extranjero.

¿Cuál es el secreto para hacer bien las cosas en el banquillo?

El secreto no lo tiene nadie. En el fútbol han ganado entrenadores de perfiles diversos, como los jugadores. El entrenador no debe sólo imponer. Un ejemplo es el de Del Bosque, es un buen gestor de grupos, le da más importancia al jugador que al entrenador. Aboga por el diálogo y el convencimiento. Le hace creer al jugador que es importante. Creo más en conectar con el futbolista teniendo una buena comunicación, a base de retos, de trabajos, de objetivos... Ese estilo perdura, el autoritario funciona sólo a corto plazo.

¿Cómo es el paso de formar a niños a entrenar a futbolistas consagrados?

La diferencia entre la base y los profesionales es que en edad temprana los jugadores son más fáciles de moldear, deben conseguir hábitos, mientras que con los profesionales es más complicado hacerles cambiar. De ahí la importancia de formar jugadores con cultura de equipo, que antepongan el colectivo con sacrificio y compromiso. Nosotros tenemos un grupo comprometido y con un bagaje importante. Lo principal es el colectivo, con los profesionales se necesita más paciencia que con los niños. Hay que hacerles ver hacia dónde queremos llevarlos y deben ser ellos los que elijan el bien del equipo. A base de diálogo, de ver vídeos, el futbolista al final se convence si es coherente. El entrenador debe convertirse en un referente de valores.

¿Has sentido alguna vez que el cargo en Huracán te ha venido grande?

Tengo la suerte de que aunque he sido un entrenador joven, sin experiencia en el fútbol profesional, he trabajado, leído e investigado mucho. Me he formado para entrenar a nivel profesional. Ese trabajo de años me ha servido ahora. El cuerpo técnico es fundamental. Tengo a un preparador físico, Miguel Villagrasa, que tiene una dilatada experiencia en la élite. Trabajó en el Valencia con Quique Sánchez Flores, Koeman y Emery. Él cubre mi parte inexperta. Hablamos mucho, me aconseja, es una ayuda muy importante. Óscar Suárez, segundo entrenador, también tiene un papel fundamental, como José Bargues la temporada pasada cuando formó parte del cuerpo técnico. Estoy rodeado de gente preparada, todo está ordenado y nuestro trabajo es bueno. Los futbolistas más veteranos son gente extraordinaria, hacen que las cosas sean más fáciles.

¿Qué opinas del presidente Toni Hernández?

Estévez durante un partido.
Si yo soy un novato entrenando, aunque cada vez hay más jóvenes, el presi también comenzó una andadura nueva. Transmite ilusión y ganas. Siempre está para resolver los problemas, está haciendo bien su función y queremos que siga transmitiendo ilusión.

¿Cómo se ven las cosas desde lo más alto de la tabla?

Te contesto desde la experiencia. Se ven con naturalidad y normalidad. Cuando nuestra racha no fue tan positiva al grupo le transmitimos tranquilidad. Haber vivido situaciones difíciles es necesario para crecer como equipo. Todo está muy igualado, tenemos la mentalidad de que el trabajo nos pondrá en el sitio que merecemos.

¿Y cuando estuvisteis fuera de promoción de ascenso?

Lo más importante entonces era estar cerca del primero. Siempre hemos tenido potencial y volver era cuestión de paciencia. Los milagros no existen, yo creo en los procesos. Para asentar unas bases se necesita un proceso largo de aprendizaje. Esperamos seguir recibiendo del fútbol.

Te has mostrado descontento con las escasas dimensiones del campo del Municipal de Manises, ¿te gustaría que el equipo jugara en uno más grande?

Es el sitio que tenemos y estamos encantados de estar en una población que nos ha acogido de una forma brillante. Tenemos futbolistas de talento, peleamos por estar arriba, que no es lo mismo que hacerlo por no descender. Intentamos llevar la iniciativa siempre y en casa debemos estar muy precisos para superar a equipos que se cierran por las dimensiones del campo. El balón de este año no nos beneficia. Ahora mismo estamos muy bien adaptados y jugamos mejor como locales. El poder tener un campo más grande de césped natural cuadra con el perfil de futbolista que tenemos y nuestra manera de jugar, igual podríamos sacar más rendimiento, pero eso nunca se sabe. Este año nos ha costado mucho adaptarnos.

¿Qué aprendiste después de caer la temporada pasada en la promoción de ascenso?

Aprendí que tener una plantilla preparada para esos play-offs es importante. Nosotros el año pasado teníamos una plantilla corta, confeccionada para salvar la categoría. Llegamos al final con opciones de ascenso, el rendimiento fue alto, pero la gente importante estaba tocada, tenía molestias y eso nos mermó. Esta temporada el club ha hecho una inversión mayor, la plantilla es más amplia, es mejor.

La cantera está respondiendo a la perfección, ¿no es así?

La política del club es sacar jugadores de la cantera. Cuantos más haya, mejor. Entiendo esa filosofía. Hay que formar y dar oportunidades a gente que tiene capacidad. A parte también es una forma de generar ingresos con la posible venta de esos jugadores. Cuando afrontas un proyecto ambicioso es más complicado contar con canteranos, solemos tirar más de veteranía por la presión. El Barcelona, por ejemplo, dosifica la entrada de jugadores de abajo. Poco a poco, casi sin darse cuenta, van ganando protagonismo y tienen más responsabilidad. Eso es lo que perseguimos. Deben ayudarnos sin sentirse presionados. 

Nico es un técnico cercano al futbolista.
Carlos Akapo, Jorge Juliá y Pablo García son el mejor ejemplo, ¿de qué forma sigues el trabajo de las generaciones más jóvenes?

Sí, los tres debutaron el año pasado ya con el primer equipo y en este están disfrutando de minutos. También han entrado en convocatoria Keita, Vicente Company y Olmo. Siempre que puedo veo jugar al juvenil de División de Honor, que es nuestro filial y también estoy al corriente del juvenil B, de los jugadores con más proyección. Algunos de ellos los conozco de mi etapa en el Valencia. Cada semana suben a entrenar con nosotros cuatro o cinco juveniles. A partir de ahí vamos viendo quién puede dar el salto. Los entrenadores trabajan muy bien y les forman bien. La base es importante. 

¿Siguen todos los equipos la misma metodología de trabajo y estilo de juego?

El perfil de entrenador es más o menos similar, joven, formado, con inquietudes, con los conceptos claros. La filosofía es parecida. Cuando los futbolistas suben están más o menos adaptados.

¿Hasta cuándo serás entrenador de Huracán Valencia?

Soy una persona que no va más allá del día a día, de lo próximo, de lo inmediato. Una vez ocurra todo valoraremos las cosas con tranquilidad. Siempre digo que en Segunda B hay 81 equipos, de los cuales el 40 o 50 por ciento tienen el objetivo de ascender, sólo 16 juegan play-offs y entre ellos hay equipos con presupuestos infinitamente superiores al nuestro. Renové por un año y pienso que para conseguir algo hay que merecerlo. Lo que venga que sea porque me lo he ganado. Al final dirán si quieren que continúe o no y entonces me tocará decidir.

*Reportaje realizado por Nostresport TV sobre Huracán Valencia.

 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates