martes, 2 de abril de 2013

0 Gerard Moreno, el 'killer' que viene

Lleva un tiempo haciendo ruido de la mejor forma que sabe, a fuerza de goles. Cuando se calza las botas deja de ser un chaval para convertirse en un realizador nato, sobradamente experimentado. Su meta, a parte de humillar arqueros, es alcanzar la máxima categoría del fútbol dentro de poco y la línea que sigue para lograrlo es la correcta. En estos tiempos en los que el salto a la élite se produce a una edad cada vez más temprana, Gerard Moreno (Santa Coloma de Gramenet, 7 de abril de 1992) bebe del preparado idóneo, elaborado con dosis de paciencia, ambición y esfuerzo. El delantero del filial del Villarreal (Segunda B grupo III) lleva destacando toda su vida por sus tantos. La temporada pasada, sin ir más lejos, se proclamó máximo goleador del grupo VI de Tercera División con 33 dianas en 42 partidos. Entonces militaba en el Villarreal C. Lo mejor es que no sólo se desenvuelve bien dentro del área, sino que también crea y asiste lejos de ella. Está ligado al club vila-realense hasta el 2016.

Gerard Moreno con el Espanyol.
Quien no haya visto en Gerard un diamante en bruto debe estar fuera de sus cabales. Sus óptimas condiciones para el fútbol salieron a relucir muy pronto. Tras comenzar su carrera como futbolista en el Damm catalán recaló en el Espanyol, donde permaneció seis temporadas logrando cifras anotadoras escandalosas. En edad cadete los periquitos lo desecharon y fichó por el Badalona, permaneciendo allí tres campañas. Después de rubricar un curso brillante con 41 tantos y un ascenso a División de Honor, el Villarreal decidió incorporarle a sus filas en su último año de juvenil. Siempre como delantero, su única posición, la que mejor conoce, se proclamó campeón de España por selecciones autonómicas defendiendo a Cataluña y debutó en Segunda División ante el Rayo Vallecano, tenía sólo 17 años. Un año después, enrolado con el segundo filial en Tercera, tuvo cuatro participaciones en Segunda con el B marcando un gol frente al Xerez. Ahora cumple su tercera temporada en el Submarino, ha jugado 340 minutos distribuidos en ocho partidos con el primer equipo amarillo, logrando dos goles (ante Sabadell y Recreativo de Huelva) y una asistencia (frente al Mirandés). Alcanza la cifra de 12 tantos en Segunda B con el filial de Lluis Planagumà, es el séptimo en la lista de goleadores del grupo III.


El tiempo corre a favor de Gerard Moreno, a sus 20 primaveras -en breve cumplirá 21- ya está en el camino a la gloria, ahora sólo queda saber si será capaz de mantenerse en él pese a las posibles adversidades. La pretemporada de este curso la realizó con el primer equipo, convirtiéndose en un protagonista inesperado. Los 'culpables' de que se dedicara al deporte rey y no a otro fueron sus progenitores, en especial su padre, Francisco José, ex futbolista de Barcelona y Europa, entre otros: "Él quería que jugara y me divirtiera, así empecé y hasta el día de hoy he seguido", dice. Su hermano Dìdac, mayor que él, jugó en Preferente y Segunda Catalana y también fue su referencia al principio: "Mi hermano y mis padres siempre me aconsejaban y felicitaban. Me decían lo que hacía bien y también lo que hacía mal para mejorar".

Gerard en su época con el Badalona.
Los mejores recuerdos que guarda son de cuando era más pequeño, ya que "disfrutaba más de las cosas", aunque también se queda con acontecimientos cercanos en el tiempo como su "último año en el Badalona con ascenso a División de Honor, jugar la Copa de Campeones juvenil, el debut con el primer equipo y mi estreno en Segunda con 17 años". A lo largo de su carrera ha estado a disposición de un amplio grupo de técnicos, no destaca a nadie, aunque sí ha absorbido un poco de cada uno: "Siempre he intentado aprender de cada entrenador, de lo bueno y de lo malo. He tenido muy buenos en el Espanyol, Badalona y aquí en el Villarreal". Es algo introvertido, aunque si tiene que hablar con el jefe lo tiene claro: "Sí que hablo con ellos siempre que sea un tema mío, para bien o para mal". 

Moreno busca mejorar cada día y cree que la clave es "tener paciencia", porque así podrá alcanzar su sueño, que es "llegar y consolidarme en el primer equipo del Villarreal". En el último mercado invernal vio muy cerca esa oportunidad, con la marcha de Pandiani y Cavenaghi: "Cuando se fueron me dije ¿por qué no?, aunque sabía que era difícil. Marcelino me dio confianza después y ahora sigo aprendiendo de los delanteros y demás jugadores de la primera plantilla hasta que llegue mi turno". Sus experiencias con los hombres del primer equipo han sido gratificantes: "Cada entrenamiento es una clase de fútbol. Todos son muy buenos, Marcos Senna, Cani y Bruno están por encima. Cada día me asombro más".  

Así marcó Moreno su segundo gol este curso con el Submarino.
El curso pasado mantuve una conversación con él y en ella me contaba que sentía el fútbol de la misma forma que el Submarino. El juego de posición, de asociación, el elaborado, es el que se adapta a las condiciones del '9'. Su referente profesional es David Villa: "Es un delantero de un nivel altísimo, me fijo en cada uno de sus movimientos, en ataque, la presión y en cómo finaliza. Me parece que es el más similar a mí". El perfil de Gerard no corresponde únicamente al de un depredador de área, sino que también se caracteriza por disfrutar jugando detrás de la línea que delimita los dominios del portero rival y asistir a sus compañeros. Es un jugador de equipo.

Aunque siga a Villa y se fije en él, no es hincha del Barcelona. Gran parte de su familia es culé. Su fijación tiene un color y es el amarillo del Villarreal. Se siente muy a gusto en el club: "Desde el primer momento en que ellos apostaron por mí y yo por ellos me han respaldado. Intento darle al club lo mejor de mí y espero estar los tres años que me quedan por contrato y mucho más". Confía ciegamente en el regreso del Submarino a Primera y ansía competir contra los más grandes defendiendo su escudo.

La visión de su entrenador

Lluis Planagumà es el técnico de Gerard esta temporada en el Villarreal B y también lo fue durante mitad de la anterior con el C. Le conoce desde hace muchos años: "Ha sido coincidencia que nos hayamos encontrado en el Villarreal. Yo le firmé para el Espanyol cuando era benjamín. Entonces a nivel físico no sobresalía, pero entendía el juego y hacía goles", asegura. El ariete tiene una gran impresión de su preparador: "Lluis trabaja mucho con el equipo, es muy buen técnico, nos hace ir al cien por cien. Así los resultados llegan, intenta que seamos intensos y trabajadores".

Lluis Planagumà, técnico del Villarreal B.
"Cuando llegué aquí, demostró en el día a día una mentalidad ganadora. Tiene muy claro que para llegar lejos debe trabajar duro", afirma el entrenador. Planagumà también destaca que Gerard "tiene talento para marcar goles" y que "es inteligente y entiende el juego". Según el preparador catalán Moreno "ha crecido a nivel defensivo" y en el apartado físico se ha visto beneficiado después de "hacer la pretemporada con el primer equipo". Ve en el delantero un jugador prometedor, pero cree que "es precipitado asegurar" que llegará a Primera División. "Va por el buen camino, evidentemente se está ganando llegar lejos. Si sigue como hasta ahora debería lograrlo, contaría para cualquier entrenador", concluye.  

Personal

Gerard luce el 32 con el primer equipo y el 9 con el filial.
Se acaba de independizar, cambió la Residencia amarilla por un piso en Vila-real junto a su novia Núria, también catalana, con la que lleva 4 años. Está contento, sin embargo echa de menos a su familia: "No vemos casi a nuestros padres. Estar lejos es duro para todos, pero siento su apoyo y eso me hace disfrutar más del fútbol". Tiene la cabeza bien amueblada y sabe lo que tiene que hacer para progresar como profesional: "Ser futbolista es un privilegio. De puertas para afuera puede parecer que no hacemos nada, pero es un trabajo diferente. Le dedicamos horas, tenemos que cuidar y desarrollar nuestro cuerpo. Es una situación de privilegio y hay que aprovecharla al cien por cien".

Se define como un chico "sencillo" al que no le gusta "quedarse en casa". Sus ratos libres los dedica a "ir a centros comerciales o al cine", siempre que puede intenta estar ocupado "haciendo cosas". Escucha "todo tipo de música, desde reguetón hasta pop español, pasando por el dance", no es el alma de la fiesta en el vestuario, pero sí intenta "que haya buen rollo y llevarme bien con todos mis compañeros". Está construyendo su historia en un deporte muchas veces injusto con sus promesas. Su suerte es que se encuentra en el lugar adecuado y en el momento preciso. Es, con casi toda seguridad, el killer que viene para el Villarreal.

Gerard le dio el empate al Villarreal frente al Recreativo en el minuto 88 en la jornada 31:

 

Rueda de prensa de Gerard Moreno tras el Elche-Villarreal B (2-3) en septiembre de 2012:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates