viernes, 31 de mayo de 2013

0 La margarita de José

Al contrario de lo que cantaba Mercury, el show no continuará. Tengo bastantes amigos madridistas y el tema de la marcha de Mourinho les ha llegado a lo más hondo, por no hablar de los seguidores del Barcelona o del resto de equipos. He encontrado tres bandos que se posicionan sobre el tema: los mourinhistas, los puristas y los detractores que no le perdonan una. El caso es que aún con la confirmacion de que el luso no seguirá en el banquillo del Bernabéu el debate sigue vivo. La gente en la calle deshoja la margarita de José.

Desde el momento en que el Atlético del 'Cholo' Simeone -lo que ha logrado el argentino con los colchoneros es muy grande, tres títulos en año y medio- ganara al Real Madrid la final de la Copa del Rey, Mourinho firmó su sentencia. Dicen que ya lo había hecho en la semifinal de Champions contra el Borussia, yo estoy convencido que la derrota contra los rojiblancos dolió mucho más. En el Bernabéu y ante un rival que arrastraba 14 años de sequía en los derbis de la capital. Un trofeo secundario, sí, pero el oponente le daba todo el prestigio. A Pellegrini se le recuerda por el 'Alcorconazo', antes hubo un 'Centenariazo' con Del Bosque, y a Mou bien se le podría recordar por el 'Cholazo'. Resultados que marcaron sus carreras en el club de Chamartín. Hipótesis a parte, me gustaría mostrar las diferentes posturas con las que me he topado a raíz de la hecatombe madridista en Copa.

El mourinhista

Con el primero con el que "discutí" sobre el tema fue con un amigo madridista de los que no se pierde 'Punto Pelota' todas las noches y tuitea con los "periopersonajes" del programa. Representa el perfil de mourinhista. Para él, el gran mérito del portugués es que ha logrado equiparar a Madrid y Barcelona. Ensalza que los azulgrana no han podido darle ninguna clase futbolística en los clásicos a "su" equipo. Ahonda en que los de la Ciudad Condal no son un ejemplo, que hay mil formas de jugar al fútbol. Destaca la liga de los 100 puntos jugando "a su estilo" y siendo un "auténtico equipazo". Dice que lo de Mou le viene de lujo a los culés, porque así no se habla de las "cositas" que han pasado por el Camp Nou. Comenta también que lo único malo de este último año ha sido la Liga y el partido de Dortmund. "El Madrid ha llegado hasta el final en casi todo, así q el año que viene, más y mejor", dice.

También se posiciona a favor de otorgar el poder total al entrenador en los equipos y, siguiendo la doctrina de Florentino, habla de fichajes: "Hay que intentar comprar un delantero bueno y un buen '2' atacante, y si puede ser un jugador de medio campo, por lo demás hay de sobra". "Vender a Higuaín, Benzema, Kaká y Pepe y fichar un entrenador que enseñe a atacar defensas cerradas". "Me sabe mal que Mou se vaya, ¡porque yo soy muy de Mou!, asegura orgulloso. 

Luego se centra en el "y tú más", recordando viejos gestos antideportivos de jugadores del Barcelona en los enfrentamientos directos con el Madrid, criticando la "messidependencia" y el poder del astro en el vestuario... Como él hay muchísimos más que piensan que la salida del entrenador es un error, véase el caso de Toñín 'El Torero' y su famosa manifestación. Son un grupo disconforme con la salida de José Mourinho.

El purista

Otro perfil de opinador en el tema sobre la emigración del entrenador es el purista. El que ve el fútbol sólo desde el punto de vista del juego. No le presta atención, porque piensa que carece de importancia, a lo que ocurre fuera del rectángulo. Es muy crítico con los periodistas. Su punto de vista también es interesante. 

Foto: cronicasdeunmourinhista.blogspot.com
Piensa que nadie ha sido justo con las decisiones que ha tomado Mourinho en estos últimos tres cursos. Defiende que a quien pretendiera implantar un nuevo estilo de juego en un país que idolatra el del Barcelona y 'La Roja' le podrían "tachar de hereje" y que "en la diversidad reside el principal estímulo del fútbol". 

Continúa su discurso tirándole una pullita a los periodistas: "Ya saben eso de que un grupo de portugueses en Madrid es un clan, y un grupo de españoles en Liverpool toda una pandilla de colegas adorable", en relación a la nula aceptación de un modelo venido de fuera. Reconoce que el Barcelona era un rival inalcanzable en el momento de la llegada del portugués a Madrid y que era "imposible ganarle sólo con el fútbol". "Mourinho cerró filas, dio carpetazo a la prensa, dejó de dar de comer al entorno y quitó cámaras y micros del vestuario. De ahí ese papel de “yo contra todos”. Su objetivo, desde que pisó el vestuario, era liberar a sus jugadores de la presión externa", recalca.

En cuanto al modelo de juego que escogió Mou para el equipo cree que fue el idóneo: "Construyó uno completamente adaptado a las características de sus jugadores (...) que, en su apogeo (segunda temporada), fue brillante. Uno de los mejores equipos de los últimos años. Un modelo de juego que la prensa seguía sin valorar", dice. Por otro lado argumenta que el Madrid sí sabe jugar en posicional y que tiene talento para el ataque organizado. El "cénit" de ese juego se manifestó para el purista en el segundo año y lamenta que no tuviera continuidad en el tercero.

Cierra su discurso valorando la estrategia de Mou como equivocada tras la segunda temporada. Cree que "le faltó capacidad para manejarse mejor en la tormenta" y que "sentar a Casillas fue su gran crimen. La España del "Podemos" no podía permitirlo". Concluye criticando el poder que disponen los jugadores en el vestuario.

El detractor

La mayoría de detractores de José son aficionados azulgrana, los demás antimadridistas. Esos que celebran las derrotas del equipo blanco como victorias del propio. La eliminación del cuadro de Mou en Champions fue un alivio sobre todo para los culés y la victoria del Atlético en el Bernabéu el éxtasis. Los contrarios al luso lo tienen claro: "Es una lacra para el fútbol, siempre jugando sucio, buscando excusas a sus derrotas, generando más violencia entre aficiones... Que se vaya es lo mejor que puede pasar, la Liga sale ganando, un tipo así desprestigia cualquier competición y equipo sólo por sus formas". 

El más crítico con Mou tampoco cree que su trabajo deportivo haya sido bueno: "Florentino le fichó para ganar la Décima, y al final nada pese a tener oportunidad, le dio todo el poder posible y un presupuesto para fichar estratosférico. Si nos quieren vender la moto de que su objetivo era competir con el Barça no cuela. Su meta debía ser arrasar con todo y ganar mucho más que tres títulos en tres años". "La Liga de los 100 puntos y 121 goles es su gran mérito, pero en la balanza pesan más sus despropósitos: agresión a un entrenador, amenazas a árbitros en un parking, pataletas de niño malcriado en ruedas de prensa, enfrentamientos con colegas de profesión, afrentas personales con periodistas, tirar a la basura 600 millones de euros...", asevera.

Por otra parte está el tema de las comparaciones, en las que para el detractor, Mourinho sale muy mal parado: "Vamos a ver, el Real Madrid es el Real Madrid, no un equipo medio que se contente con competir y ganar algo de vez en cuando, eso hay que tenerlo claro, su historia así lo dice. El madridista que diga lo contrario es un fanático que no hace autocrítica. Las estadísticas dicen que Mou es el peor entrenador que ha tenido el Madrid con 3 años en el banquillo, y desde que se hizo cargo del equipo ha ganado menos títulos que Barcelona y Atletico de Madrid. Esas cifras son reales". "Que se vaya es una gran noticia, supongo que no tanto para los periodistas, pero sí para el fútbol español, si se lo hubiera montado de otra manera igual hubiera logrado más títulos y más cariño. El Madrid ha pasado a ser todavía más odiado", finaliza.

Estas son las tres posturas con las que me he topado. Mi opinión, una mezcla de cada una de ellas con matices. El que lee estas líneas, si no se identifica con ninguna, puede dejar su comentario al final del post. Una cosa está clara, José Mourinho no deja indiferente a nadie y mucho me temo que desde la distancia seguiremos deshojando su margarita.


jueves, 9 de mayo de 2013

0 Pedrerol: "No hay un periodismo más honesto que el nuestro"

"No soy nadie para dar conferencias, para eso hay periodistas muy válidos que dan lecciones de cómo se manejan en este mundo. Os cuento cómo me manejo, que creo que consiste en ser honesto y en contar lo que sabes de la mejor manera. No soy imparcial, no soy objetivo. Lo que aquí os cuentan todos los días... yo no soy eso. Probablemente es bueno como contraste para lo que os cuentan, para lo que os dicen que vais a ser... Pues yo soy lo contrario". El público atendía, entre ellos periodistas hechos, por hacer y algún que otro fan. Era el comienzo del discurso de Josep Pedrerol (Barcelona, 10 de septiembre de 1965) en el Aula Magna de la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia. Su perspectiva parecía interesante. El director y presentador de 'Punto Pelota' hablaba claro, seguro y convencido, con cierto aire de superioridad, aunque sin caer en la soberbia.

Que su referencia es el show business no es un secreto y que se aleja de formatos "de culto", tampoco. Pedrerol continuó la exposición haciendo un repaso a su carrera, definiendo su programa como "una charla entre periodistas de nivel contrastando informaciones". "No sé si son los mejores, pero sí los más honestos que conozco", afirmó. Desprendía satisfacción y orgullo en sus palabras: "Cuando tienes la posibilidad de elegir lo que tú quieres y que nadie te imponga a nadie ni nada... Tienes mucho ganado (...) la audiencia te da la libertad y tenemos mucha audiencia". Para Pedrerol el éxito llega cuando puedes hacer lo que te "dé la gana", cuando "tienes libertad para meterte con todo el mundo, pero siempre con respeto". 

El periodista quiso recalcar cuál era su papel en ese momento ante el auditorio: "No soy ejemplo de nada, esto no es una conferencia, simplemente cuento lo que yo pienso. Hay un periodismo mejor, seguro, pero más honesto no". Estas frases llegaron después de asegurar que está viviendo un sueño: "Creo que al final los sueños se cumplen. He conseguido divertirme cada noche". Sobre su futuro dijo que tiene en mente volver a hacer radio: "Siempre acabaré volviendo a la radio. Es mi familia y la tele una novia que te deja de vez en cuando. Es egoísta y no te comprende". El futuro del programa de televisión es incierto.

Periodista-personaje

La diferencia de medios entre Intereconomía y Canal Plus fue un hándicap al principio: "Cuando no tienes nada y tienes que crear algo, pensé: "Si no tenemos imágenes, vamos a buscar un grupo de periodistas que además tengan identidad y fuerza suficiente para llegar a la gente y convertirse en personajes". Así surgió el formato que reina en la madrugada televisiva española. Los contertulios, periodistas y deportistas, se convierten en lo más importante: "No necesitamos a los futbolistas. Los personajes tienen más mensaje que algunos futbolistas". Tan lejos han ido algunos que "a veces, el personaje se ha comido al periodista". 

Josep Pedrerol durante la charla en la UCH-CEU.
"No soy políticamente correcto, meto la pata. Me he levantado y me he ido de un programa de televisión. La imagen más patética que he dado. El programa está por encima de los personajes y los egos se dejan fuera del estudio. Hemos conseguido que la televisión se haga a las 12 de la noche.  Hemos abierto el fútbol en televisión a esa hora", asegura.

"Es discutible el periodismo que hacemos, pero ¿es más periodista el que trabaja en El País que el que trabaja en un periódico gratuito? ¿Por qué? ¿O el que trabaja en Canal Plus que el que lo hace en 'Punto Pelota'? Tienen 40 cámaras en cada campo de Primera y Segunda. 'Punto Pelota', ninguna. Estamos ahí, ¿tiene mérito? Algo haremos bien". Preguntas retóricas que reafirmaban su manera de ejercer la profesión.

Elección de temas y protagonistas

Las estadísticas, los números, las audiencias, son el dolor de cabeza de Josep Pedrerol. Su programa funciona y se organiza en base a éstas: "A las ocho y media de la mañana me dan los datos de audiencia del día anterior. Los leo, si van bien sigo durmiendo, si van mal, que es pocas veces, lo intento, pero peor. A las nueve de la mañana llega el minuto a minuto. Ves cada minuto si sube o baja la audencia, es demoledor. Hay personajes que funcionan por encima de clubes. Eso influye a la hora de confeccionar un programa. La pelea Madrid-Barça funciona, Messi y Cristiano funcionan y Mourinho y Guardiola también. Tito funciona menos, por lo que sea. Es afable en el trato, cercano, pero a veces eso no es suficiente. Soldado nos va bien (en referencia a Valencia). Es adaptarse a eso". 

La figura de Mourinho ha sido muy importante durante todo este tiempo en el programa, dejará el fútbol español, pero seguirá en 'Punto Pelota'. Según Pedrerol, ya cuentan con un corresponsal en Londres para seguir las evoluciones del luso y de Falcao.

Telebasura y enemigos

Pedrerol firmando autógrafos al término de la ponencia.
Muchas veces se ha tachado a 'Punto Pelota' de telebasura y no quiso pasar esta circunstancia por alto: "Telebasura es mentir a conciencia, es tener una línea editorial determinada para fastidiar a alguien. Lo que hacemos es juntar Barça y Madrid. No se cumple todo lo que decimos, no. Pero la exclusiva que ponemos cada noche suele cumplirse". Su presencia en la universidad generó críticas por parte de algunos colegas de profesión en la Comunidad Valenciana y Josep les mandó un recado: "Sé que a algunos periodistas de Valencia les ha sentado mal que estuviese yo aquí. No sé por qué. A algunos compañeros de otros medios les sienta mal que esté aquí, pero ¿por qué no puedo explicar lo que yo siento? Hay compañeros buenos y otros malos, seguramente los que no quieren que venga sean malos todos (risas)... ¿Qué habrá de malo en que nos escuchemos todos?".

Mourinho en IKEA

El debate de lo que es o no noticia no llegó a serlo en la Universidad Cardenal Herrera, aunque el protagonista de la charla dejó claro que hay noticias que no parecen serlo y al final sí lo son: "El otro día dimos la noticia de que Mourinho había comprado en IKEA. Tenemos un contacto, una persona que está en la caja, nos llama y nos dice: "Ha estado Mourinho aquí hace dos horas y se ha gastado 200 euros y se ha llevado un montón de cajas de embalaje". A mí me pareció noticia. En Twitter había personas que coincidían con la información. Aparece una foto de Mourinho cargando cajas. Puede parecer que no sea noticia eso, puede parecer un chismorreo de Sálvame. Al día siguiente, toda la prensa de España se hacía eco: AS, Sport, Mundo Deportivo, periódicos de información general, webs, el Telegraph, Daily Mail... A lo mejor no lo hicimos mal, a lo mejor sí era noticia".

No todo vale para Pedrerol, hay límites que no piensa cuzar: "Tenemos informaciones que no damos. Jugadores saliendo borrachos de una discoteca, jugadores fumando o bebiendo fuera de horas... Hacemos cosas muy mal, pero intentamos ser honestos y respetar al futbolista siempre y su vida privada, por supuesto".

Éxito por redes sociales

El papel que juegan las redes sociales en el devenir de 'Punto Pelota' es crucial: "El éxito está en las redes sociales, en Twitter. Es la clave de 'Punto Pelota'. No tenemos una radio o un periódico a nuestra disposición. No tenemos esos medios que nos apoyen, ni altavoces. El único altavoz es Twitter", aseveró Pedrerol.  

En el turno de preguntas no hubo ninguna que le pusiera en jaque. Defendió el periodismo de bufanda e insistió en que 'Punto Pelota' es una opción dentro de un amplio abanico en el periodismo deportivo.

*Aquí, la charla completa: http://bit.ly/11mb0vP.

jueves, 2 de mayo de 2013

0 ¡Zas! ¡En toda la boca!

No hay más ciego que el que no quiere ver. Todos quedaron en evidencia, nadie se salvó. Borussia y Bayern dejaron claro que el fútbol de hoy habla alemán, y ¡qué alemán!. No el típico con acento de pueblo, nada de dialecto bávaro, incomprensible hasta para los nativos, sino un Hochdeutsch en toda regla. Culto, claro, con categoría. 

Dos resultados aplastantes en contra, 4-1 en Dortmund al Madrid y 4-0 al Barcelona en Múnich. Entonces dio comienzo la guerra psicológica. Los medios de comunicación españoles, secundados por los dos clubes más poderosos del país, intentaron destruir la moral germana. La estrategia era clara: dar a entender que culés y merengues seguían muy vivos, sin titubear. El difunto Juanito "marcaría" tres goles en el Bernabéu y Messi sería capaz de regatarse a todos sus marcadores en cada jugada y anotar en todas ante su afición. Nada más lejos de la realidad.
Y es que los de Klopp y Heynckes se pasaron por el forro esa sarta de memeces y afrontaron la vuelta de semifinales de Champions con mucha tranquilidad. El Borussia, novel e inexperto en ese tipo de citas, acusó el empuje y la presión de la grada madridista al comienzo y al final de un partido que acabó loco, sin disciplina táctica. Antes no se alteraron. Vi a un Madrid desesperado al que no le bastó media hora de honor. Más tarde llegó el discursito de Mourinho, con su respectiva queja arbitral y su "iré donde me quieran". Genio y figura.

Horas antes del duelo de Chamartín compareció en rueda de prensa Piqué. "Podemos remontar", dijo, acompañándolo con un "es un día para volver a ser niños y creer". Al término del partido contra el Bayern y con el 7-0 en contra en el global de la eliminatoria pasó al "hemos llegado justos a este momento" y al "hay que pensar en alguna decisión de cara al próximo año". Podría haberse ahorrado tanta palabrería el martes, aunque la afición no se lo tragó. El mosaico, bonito a más no poder. La actitud, de resignación.

Fuera milagros, la realidad es ésta. Wembley acogerá la final de la Liga de campeones entre Bayern y Borussia. Ahora se habla de fussball. Que se preparen todos para la Confederaciones. ¡Zas! ¡En toda la boca! a Madrid y Barça. No se lo quita nadie. 
 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates