sábado, 17 de agosto de 2013

0 Desgranando a Pabón

Se acabó el secretismo, la Cadena SER desveló la identidad del delantero que pretende el Valencia para completar su plantilla: Dorlan Pabón. Al que vendieron desde el club como otro Claudio López. A priori, y vistas las actuaciones de Dorlan sobre el césped, no tiene mucho que ver con el que fuera crack blanquinegro, pero bueno, el caso es que ya sabemos quién es el punta de Amadeo Salvo. El debate está servido, unos piensan que es bueno y tiene un futuro prometedor y otros que Postiga más él no hacen un Soldado. El tiempo tiene la última palabra.   

El todavía atacante del Rayados de Monterrey sería el segundo jugador colombiano en la historia del Valencia tras Víctor Hugo Aristizábal, apodado “El Escorpión” o también “El Alacrán”, como le llamó el por entonces presidente ché Francisco Roig en la presentación del futbolista. 

Aristizábal llegó a Mestalla en la temporada 93-94 sin experiencia en Europa procedente del Atlético Nacional de Medellín, el mismo club que consagró como futbolista profesional a Dorlan. Pésimo fue el rendimiento del atacante cafetero, sólo pudo anotar un gol en toda la temporada, aunque únicamente disputó siete partidos. El  tanto que materializó fue en un encuentro amistoso frente al Utiel, y de penalti. Al acabar la campaña fue traspasado al Blackburn Rovers inglés. 

El caso de Dorlan Mauricio Pabón Ríos pinta diferente, ya que sí acumula minutos en el fútbol europeo y las estadísticas de Víctor Hugo son casi imposibles de empeorar o igualar. El joven delantero tiene solo en común con Aristizábal su posición, que nació en el municipio colombiano de Medellín y que jugó en Atlético Nacional, antes pasó por el Envigado. Tiene 25 años (24 de enero 1988), es diestro, mide 170 centímetros y pesa 68 kilos. Logró su mejor registro goleador con el equipo verdolaga marcando 22 tantos (17 en liga y cinco en Copa) en 2011 después de jugar 50 partidos. 

Salto al fútbol europeo


Al comienzo de la temporada 2012-2013 el Parma italiano pagó al Nacional cuatro millones de euros (según medios italianos) para incorporarle a sus filas durante los siguientes cinco años. Allí estuvo pocos meses y anotó un tanto en la Copa de Italia. En el mercado invernal, en enero de 2013, el Rayados de Monterrey contrató, también por cinco temporadas, a Pabón pagándole al Parma cinco millones de euros e inmediatamente fue cedido al Betis de Pepe Mel. Los verdiblancos pagarían la mitad de su salario anual, que ronda el millón y medio de euros. Como verdiblanco marcó ocho goles en 17 partidos, de los cuales fue titular en 14. Sin duda fue uno de los mejores refuerzos del mercado de invierno en Primera. Incluso medios colombianos le catalogaron la temporada pasada como el delantero cafetero más en forma por delante de Radamel Falcao.

Una vez culminada la temporada pasada al Betis le hubiera gustado retenerlo, pero no tenía cash. Voló a Méjico para empezar a competir con el Monterrey, donde lleva hasta la fecha tres goles en cinco partidos. Es internacional con la selección colombiana desde 2009 y lleva tres tantos en 15 encuentros. El Valencia pagaría por su fichaje un total de siete millones de euros, por lo que el club mejicano obtendría con su venta un beneficio de dos millones de euros. Vaya por delante que a los compatriotas de Zapata y Cantinflas no les hace falta el dinero, ni mucho menos. Es uno de los equipos más ricos del país.  

Dorlan cuenta en su palmarés individual con un torneo apertura de la liga colombiana defendiendo al Atlético Nacional.
 
“Memín”, el anti medios

Los aficionados del Atlético Nacional llaman a Pabón con el sobrenombre de "Memín". El apodo viene por su parecido con un antiguo personaje de cómic mejicano "Memín Pingüín". Otra curiosidad es que al futbolista no le gusta prodigarse por los medios de comunicación y no es por timidez. La temporada pasada en el Betis sólo dio dos ruedas de prensa, una el día de su presentación y otra en un colegio con niños casi por obligación. No es amigo de grabadoras, micrófonos y cámaras.

Las probabilidades de que el traspaso del delantero colombiano al Valencia se haga realidad son muchas, a pesar de que en el club de Mestalla teman que se tuerza el asunto después de filtrarse la identidad del elegido para poner el broche a la plantilla 2013-2014.


martes, 6 de agosto de 2013

0 Mejor de carne y hueso

Desde que diera comienzo el culebrón Soldado en el Valencia, justo en el momento en que el aficionado veía más fuera que dentro al de Gandía, ya se le buscó recambio, y no uno cualquiera. Su sucesor tenía que ser un figura, un crack consolidado que devolviera la ilusión al seguidor (Fred, Chicharito, Leandro Damiao...). Roberto dijo bye bye y se fue a Londres, a su manera, con muy poco de gentleman, y ahora está a punto de presentarse en Valencia Hélder Postiga. Las comparaciones son odiosas. Algo así dijo Manolo Jiménez, ex entrenador del portugués en el Zaragoza, cuando le preguntaba sobre la posible incorporación del luso al conjunto de Djukic. El sevillano está en lo cierto, aunque tengo la sensación (no es una sentencia) de que Postiga sí tendrá un punto en común con Soldado: será un ídolo en Mestalla.

Si uno se fue por el color del dinero, el otro llega para echar el resto en un club que le permite cumplir sus expectativas renunciando a mejores ofertas de jeques árabes. Postiga es un luchador, un currante en un mundo en el que los focos sólo alumbran a unos pocos, un jugador terrenal de los que interesa siempre tener de tu parte. Cumplidor dentro y fuera del estadio. Rematador, goleador y, no lo olvidemos, un indiscutible en la selección portuguesa. Estos párrafos no son una oda al "postiguismo", sino una reflexión sobre lo importante que resulta contar con futbolistas así.

La riqueza del Valencia no reside actualmente en su economía (eso no es ningún secreto) sino en lo compensado de su plantel. El bueno de Djukic tiene en sus manos un equipo, sí, un equipo, aunque confeccionado por obligación  más que por deseo. Si la opulencia reinara en las arcas del club dudo que muchos de los jugadores que andan a estas horas por Estados Unidos estuvieran defendiendo ese escudo. La crisis le ha echado un cable al Valencia. Parece mentira.

Dos de sus futbolistas marcan las diferencias: Banega y Canales (que vuelva el mejor Sergio y le acompañe la suerte con las lesiones). Ninguno de los dos ha acabado de explotar y puede que estemos ante el momento de su eclosión. El resto son hombres con experiencia (Pereira, Ricardo Costa, Javi Fuego, Mathieu, Alves...) y jóvenes con ganas de comerse el mundo (Bernat, Viera, Guaita, Parejo, Romeu...). Equilibrio. Sin galácticos habrá paraíso. Ni Lukaku, ni Giroud, ni Mboyo son Messi o Cristiano. Es mucho mejor contar con jugadores de carne y hueso, si no, echad la vista atrás.
 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates