jueves, 3 de abril de 2014

0 Valencia-Villarreal: máxima tensión en el derbi de juveniles

No es ningún secreto que Valencia y Villarreal se tienen ganas jugando a lo que sea y el derbi disputado en el Antonio Puchades de Paterna entre los juveniles de División de Honor de ambos equipos fue una clara muestra de ello. El encuentro empezó bien, pero acabó mal, como era de esperar, con tánganas incluidas y una polémica agresión final que dejó un borrón en el alirón del cuadro valencianista a falta de dos partidos para acabar la liga. Un campeón que no ha logrado imponerse a los vila-realenses en sus dos enfrentamientos.

Buen ambiente en el estadio de la Ciudad Deportiva del Valencia, más de 1.000 personas se congregaron para ver uno de los mejores espectáculos de fútbol base en la Comunidad Valenciana, demasiados teniendo en cuenta el horario, el día y que había partido de Champions. El consejero delegado del Villarreal, Fernando Roig Negueroles, el vicepresidente José Manuel Llaneza y el presidente Fernando Roig no quisieron perderse la cita y la vivieron con tensión. También estuvo presente en la primera mitad el futbolista Ricardo Costa y en las gradas se sentaron Pep Serer, el ex entrenador del Villarreal C Eder Sarabia, el próximo director de la cantera del Villarreal y técnico del filial del Submarino Lluís Planagumá, el entrenador del Valencia Mestalla Nico Estévez, Curro Torres, Angulo... Muchos rostros conocidos, representantes y ojeadores. Un día bueno de fútbol. 


Fernando Roig (i), José Manuel Llaneza y Roig Negueroles.
El duelo mostró a dos equipos muy distintos: el Valencia experto y contundente de Baraja contra la creatividad y descaro del Villarreal de Javi Sanchis. A los blanquinegros les valía la victoria y el empate para proclamarse campeones de liga, mientras que los amarillos necesitaban sumar los tres puntos para poder dar caza a la segunda plaza que ocupa el Levante y que da acceso a la Copa del Rey.

Los pupilos del 'Pipo' Baraja empezaron con buen pie, con más hambre, teniendo su mejor opción en las botas de Nacho Gil, cuyo disparo se marchó fuera rozando la escuadra de la portería amarilla. El Villarreal entró en calor paulatinamente, haciéndose con el mando del juego, aunque con escasas oportunidades de marcar. Su goleador, Mario, puso en serios aprietos al meta local Héctor, que mandó a córner el balón sacando una buena mano ante el disparo del delantero. Luego Manu estuvo a punto de enviar el esférico al fondo de la red con un libre directo y la réplica valencianista la dio Borja, pero no estuvo acertado dentro del área.

Ya en la segunda mitad, la inercia de los primeros 45 minutos llevó al Villarreal a seguir mandando con la pelota ante un Valencia que flojeaba en defensa y permitía a los jugadores amarillos enlazar jugadas en la frontal de su área. Pedro, Manu, Javi y compañía llevaban de cabeza a sus rivales tirando de osadía y verticalidad. El Valencia, por su parte, intentaba llegar al área de su archienemigo con un fútbol menos elaborado, cargando el juego sobre su pichichi Borja, ausente. El partido llegaba a su fin y se iba caldeando. Los de Sanchis se volcaron en ataque y tuvieron el partido en las botas de Mario, que mandó al larguero una excelente asistencia de Madger, rasa, con fuerza, al primer palo cuando corría el minuto 89.

La polémica

Un par de entradas fuertes, algún encontronazo y los locales intentando perder tiempo, desencadenó la primera tángana. El local Peralta, que había saltado al campo hacía pocos minutos, veía la roja directa por agredir a Miguel. El choque estaba en el tiempo de descuento, casi muerto, aunque ninguno de los equipos renunciaba a llevarse la victoria. El empate hacía campeón al Valencia y prácticamente borraba todas las opciones del Villarreal de alcanzar el segundo puesto, poniéndose a tres puntos del Levante, con el goal average particular perdido y restando dos partidos de competición.

Con el pitido final la euforia se apoderó del Valencia, pero Peralta tenía una cuenta pendiente con Miguel y al saltar al campo para celebrar el título le dio un codazo en el pecho al lateral amarillo. El línea tomó nota y el valencianista podría ser sancionado con varios partidos. Los nervios afloraron y a punto estuvieron de llegar a las manos los jugadores de ambos conjuntos, por suerte mediaron los cuerpos técnicos y los entrenadores para que nadie perdiera los papeles. 

La agresión del jugador valencianista no pasó desapercibida para Fernando Roig Negueroles, que reclamó explicaciones a pie de campo, mostrando su malestar con lo sucedido. Al final, el Valencia es el merecido campeón de liga en el grupo VII de División de Honor juvenil. El Villarreal, por su parte, dice adiós a sus aspiraciones por disputar la Copa, pese a que las matemáticas no le dan la espalda, y lamenta su mal inicio de temporada motivado por una mala planificación.     

Ficha ténica:

Valencia: Héctor; Nacho Vidal, Tendillo, Fran López, Fran Martínez; Tropi, Fernando Cano (Rulo, m. 88); David Martínez (Sito, m. 58), Vicent Albert (Maiki, m. 71), Nacho Gil; Borja (Peralta, m. 82).

Villarreal: Borja; Miguel, Charli, Juan, Javi; Manu (Nacho, m. 79), Víctor (Aleix, m. 66), Iván, Pedro (Madger, m. 66); Miguel y Mario.

Árbitro: García Gallegos. Amonestó a los locales Fran Martínez, Borja y Rulo; y al visitante Víctor. Expulsó por roja directa al local Peralta (m. 94).

Campo: Antonio Puchades.

Entrada: 1.000 espectadores.

Los jugadores del Valencia mandaron ánimo al lesionado Carlos Perales.

Los futbolistas del Villarreal apoyaron a su compañero Arnau, lesionado.






Miguel, tendido en el suelo tras la agresión de Peralta.





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

De Puntera Copyright © 2011 - |- Template created by O Pregador - |- Powered by Blogger Templates